Itadaki Smash, sushi y guantazos desde Bilbao

El videojuego Itadaki Smash, creado por el estudio de videojuegos de Bilbao Main Loop, ya está en PlayStation 4 y PC. Se trata de una carta de amor a los clásicos beat ‘em up, o también denominados arcades de ‘yo contra el barrio’, que traslada la acción a un Japón ficticio cyberpunk. Su desarrollo ha contado con el apoyo de PlayStation Talents Alianzas y el estudio Relevo.

Itadaki Smash es la segunda IP propia de Main Loop tras Submersed (PC y PS4), su ópera prima; un título de terror en primera persona con el que obtuvieron el premio al Mejor videojuego vasco de 2018 en el Fun & Serious Game Festival y con el que entraron a formar parte en la industria del videojuego. «Cuando empezamos con el proyecto de Main Loop tuvo mucho peso que no tuviéramos cargas familiares. Por eso entiendo que, para mucha gente, entrar en éste negocio sea muy complicado; porque deben renunciar a su estabilidad económica por un sueño. Eso es lo que hemos hecho nosotros, y encima por un sueño que no es muy grande», afirmó la cofundadora del estudio Jasone Irastorza durante una entrevista a Devuego, la mayor base de datos de la Industria de videojuegos españoles.

Street of Rice, la génesis

Jose Antonio Muñoz y Jasone Irastorza posan con el premio al Mejor videojuego vasco de 2018
Foto: Fun & Serious Game Festival

Han tenido que pasar prácticamente tres años para conocer y poder disfrutar de su nuevo videojuego Itadaki Smash. Un tiempo que no ha pasado en balde para Main Loop. Durante gran parte de 2019, el programador y cofundador José Antonio Muñoz estuvo trabajando a las órdenes del game designer vasco Jon Cortázar, del estudio Relevo, en el desarrollo de Treasure Rangers (PS4). Un proyecto en el que coincidió con la diseñadora y modeladora guipuzcoana Jasmina Goiburu ‘Yas’.

A finales de 2019, cuando el desarrollo de Treasure Rangers estaba en fase gold, Muñoz y Goiburu comenzaron a pergeñar las primeras pinceladas de Itadaki Smash. «Aquella historia inicial iba sobre un cocinero que tenía que luchar contra comida endemoniada y enemigos formados por boles gigantes», comenta esta última. Por otro lado, Muñoz y Jasone Irastorza llevaban tiempo queriendo hacer un beat em’up, un tipo de género de videojuego con el que han crecido como jugadores. «Prácticamente me he criado en un salón recreativo», comenta Irastorza. «Frente a mi casa estaba el más grande de todo Bilbao y me pasaba horas allí viendo y jugando al Cadillac & Dinosaurs, mi videojuego fetiche«.

De esta manera, Muñoz y Goiburu comenzaron a trabajar en un prototipo con mecánicas de juego con el nombre clave Street of Rice. «El objetivo era enseñárselo a Jon [Cortázar] para que se uniera al proyecto. Preparamos un documento y se lo presentamos». El creador de Baboon! (PS Vita/PS4) recogió el guante. En esta ocasión, Relevo sólo se encargaría de labores de marketing y publishing. Una de las primeras cosas que hicieron en Relevo fue ponerle un nombre oficial al juego «porque así nos ayuda a visualizar el proyecto y nos motiva», asegura Cortázar. Junto a su director artístico, Ángel Sainz, alumbraron el logo y el titulo definitivo del juego, Itadaki Smash. Un ingenioso juego de palabras que toma como referencia la expresión japonesa Itadakimasu que se utiliza como agradecimiento antes de consumir un alimento.

Concept art propiedad de Main Loop

El siguiente paso del equipo fue incorporar un diseñador artístico para crear el universo de Itadaki Smash, además de los cuatro protagonistas y los enemigos. Labor que finalmente recayó en el irundarra Luis Doviso Moyano quien había trabajado en el videojuego Temtem (Crema, 2020) y en serie de televisión como Yoko and his friends, entre otros proyectos.

Retraso por la COVID-19

El desarrollo de Itadaki Smash fue tomando velocidad de crucero. Con Jose Antonio Muñoz y ‘Yas’ Goiburu a la cabeza y la incorporación de Luis Doviso, el proyecto estaba encarrilado para dar el salto a la fase de producción. Sin embargo, la COVID-19, el confinamiento y las posteriores restricciones debido a la crisis sanitaria obligó a Main Loop a bajar el ritmo. «A pesar de la pandemia, estuvimos tele-trabajando desde casa y manteniendo reuniones por vídeo-conferencia. Sin embargo, fuimos testigos de que la distancia hacía que la comunicación y el trabajo no fuesen tan fluido», se lamenta la productora de Main Loop, Jasone Irastorza.

Ya en verano de 2020, con las medidas sanitarias suavizadas, el estudio bilbaíno volvió a reunirse de nuevo, tomando las precauciones oportunas, y se dieron cuenta que pese a los avances el videojuego vasco seguía sin contar con música. En esta ocasión, Irastorza y Muñoz volvieron a contactar con el compositor Tintxu Tejada, con quién ya habían trabajado para Submersed. «Le dejamos libertad creativa porque nos fiamos de él y de su trabajo, aunque le obligamos a salirse de su zona de confort». En este sentido, la cofundadora de Main Loop recuerda que le envió «algunas pautas» y le hizo llegar temas musicales de estilo new wave, electrónica y retazos de la banda de música japonesa ‘Perfume’.

Foto: Jon Cortázar (Relevo)

Los siguientes meses fueron clave para terminar de dar forma al videojuego vasco. Además, se unió otro hito importante: el cambio de oficina. «Estábamos trabajando de prestado en el Camp de Bilbao de PlayStation, así que buscamos una oficina para poder seguir haciendo Itadaki Smash. Jon nos ofreció la posibilidad de compartir el espacio de Relevo y le dijimos que sí», comenta Irastorza. Una decisión «acertada», según la cofundadora del estudio porque «al estar tan cerca de Jon hizo que el desarrollo del juego avanzase más rápido. Se generaba una interrelación que nos benefició en todos los sentidos».

Ya instalados en su nueva sede, el equipo de Main Loop terminó de desarrollar la historia de Itadaki Smash que cuenta la historia de Pan Pan, el único restaurante de la futurista ciudad de San Daigo que no está controlado por los mafiosos Tengogo. Esa mafia está dispuesta a acabar con el negocio, así que lanzan una maldición sobre las recetas milenarias de Katsu, el dueño y sus amigos, transformando cada plato en un demonio.

Con esta premisa, el jugador puede elegir entre uno de los cuatro protagonistas y regentes del Pan Pan para hacer frente a esta amenaza a base de golpes, y recuperar el control del famoso restaurante. Tomando como referencia uno de los géneros clásicos de la vieja escuela de los videojuegos de arcade como los beat’em up, finalmente crearon un titulo con un estilo visual cartoon 3D y una ambientación en las calles de un Japón ficticio cyberpunk. «Hacerlo en 2D nunca fue una posibilidad. El hecho de dibujar en 2D o pixel-art nos obligaba a dibujar todos los frames, uno por uno, y es mucho trabajo. Algo imposible con un equipo tan pequeño como el nuestro», explica el programador Jose Antonio Muñoz. «Además –añade–, sabemos trabajar en 3D y teníamos a ‘Yas’ que es una modeladora 3D muy buena».

Finalmente, el videojuego vasco Itadaki Smash llegó a PlayStation y PC el pasado 21 de mayo, y se encuentra disponible tanto en Europa como en el continente americano con un rating de edad PEGI 7 a un precio de 14,99 € a través de PlayStation Store y Steam. «El videojuego es mucho mejor de lo que pensabamos en un inicio, especialmente en sus apartados artísticos y sonoros», afirman desde el estudio de Bilbao. Aún así, se lamentan que, a causa de la pandemia, no hayan podido obtener el feedback de los jugadores que les hacían llegar en ferias y eventos de videojuegos.

Itadaki Smash: divertido y accesible

Desde que comenzaron a trabajar en Itadaki Smash, en Main Loop tenían claro que querían trasladar a los jugadores una experiencia gratificante y divertida, poniendo un énfasis especial en la jugabilidad y disfrute de los controles, apoyándose en unos diseños desenfadados y actuales. «En este beat em’up hay todo tipo de guiños a los juegos del género que siempre nos han gustado: Cadillac & Dinosaurs, Captain Commando, Scott Pilgrim, Final Fight, Street of Rage, etc.», comentan desde el estudio vasco. «Sobre todo, hemos querido hacer un juego divertido, y esperamos que los jugadores así lo vean», insisten.

Concept art propiedad de Main Loop

Itadaki Smash permite al jugador elegir entre cuatro personajes: Katsu, Naru, Tako y Mayo. Cada uno de ellos cuenta con su propia estética diferenciada y dispone de habilidades especiales únicas. A lo largo de 16 niveles, el jugador se enfrentará a oleadas de enemigos, cada uno de los más variopinto y con sistemas de combate y defensa diferentes. Aunque la IA de los enemigos no es la más precisa del mundo, Itadaki Smash se deja jugar. Las sensaciones son muy buenas, los controles responden bien, son fluidos y todo ello hace que el juego sea muy divertido.

No obstante, los jugadores más experimentados en este género notarán que el título se les queda corto, especialmente si se le compara con el reciente Street of Rage 4 (Dotemu, Lizardcube y Guard Crush Games, 2020) o el Fight ‘N Rage (SebaGamesDev, 2017). Eso no quita para que, en ocasiones puntuales, el Itadaki Smash supondrá un reto para los aficionados a los beat em’up, especialmente en su modo Arcade, donde la dificultad está más ajustada debido a que no hay puntos de salvado ni posibilidad de continuar la partida.

Independientemente de estas características, Itadaki Smash es un buen acercamiento al género para los más jóvenes. Su aspecto visual, su humor y su duración lo hacen accesible, especialmente su versión cooperativa a dos jugadores. Tampoco se puede olvidar los modos Arena o el modo Versus –este último implementado al final del desarrollo– que permite a dos jugadores darse de guantazos y hacerse todo tipo de perrerías sin preocuparse del resto de enemigos.

En Bilbao, a falta de sushi buenas son hostias.