Objetividad
Veracidad
Independencia
Por Julen Zaballa

Ludus desarrollará para IMQ un entrenamiento virtual para la reanimación cardiopulmonar

La compañía vizcaína Ludus creará para el IMQ (Igualatorio Médico Quirúrgico) un entrenamiento en realidad virtual para enseñar las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y mejorar la parte práctica de los actuales cursos de formación.

La startup especializada en esta tecnología ha logrado este proyecto al resultar ganadora del Reto IMQ, el primero lanzado por este grupo empresarial desde Bizkaia Open Future, una iniciativa de la Diputación Foral de Bizkaia y Telefónica para impulsar la transformación digital de las empresas del territorio. De esta manera, Ludus realizará un proyecto piloto real sufragado por Clínica IMQ Zorrotzaurre, además de obtener un premio de 15.000 euros y acceso a ayudas forales.

La propuesta se centrará en el uso de la realidad virtual en la parte práctica de las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) reproduciendo una la situación real. Asimismo, el proyecto de Ludus permitirá obtener datos en tiempo real sobre la posición de la maniobra de reanimación, la frecuencia de masaje, el lugar exacto de la presión, etc. De esta manera, podrán ser evaluados por el formador durante el ejercicio.

Con estos datos, pueden solventarse y mejorar algunas de las principales barreras a la hora de entrenar las técnicas RPC: la dependencia del muñeco de la práctica y la presencia física del persona instructora.

Nueva oportunidad

El socio y cofundador de Ludus Mikel Calvo ha explicado que este premio «supone una oportunidad para seguir desarrollando nuestras soluciones en el sector de las emergencias». «Estamos encantados de poder hacer un desarrollo que solucione la problemática de IMQ a la hora de hacer formaciones con RCP».

Este caso de aplicación es nuevo para Ludus, aunque los proyectos que han realizado hasta el momento –el sistema de entrenamiento para bomberos o el simulador de prevención de riesgos laborales«nos han dado una base tecnológica estable que nos sirve para afrontar este proyecto con confianza», ha dicho Calvo. «Además, nuestros procesos de investigación de usuario en diferentes ámbitos nos han enseñado a cuidar la experiencia de usuario y entender el propósito de la simulación a desarrollar».