Objetividad
Veracidad
Independencia
Por Julen Zaballa

Alfonso Gómez, director del Fun and Serious: “Queremos ser capaces de competir con la Game Connection”

El pasado mes de diciembre se celebró la octava edición del Fun and Serious Game Festival en Bilbao, el evento de videojuegos más importante de la zona norte del Estado que, en esta ocasión, ha batido todos los récords marcados por la organización. El traslado de las actividades del Palacio Euskalduna al Bilbao Exhibition Centre ha supuesto un fuerte crecimiento en el número de asistentes y en la cantidad de actividades, además de mejorar la proyección nacional e internacional del festival. Tanto que, a medio plazo, buscan poder competir con eventos de la talla de la Game Connection

“Prácticamente hemos duplicado las personas que han pasado por los distintos espacios del Fun and Serious. De las 25.000 del año pasado a las 40.000 de esta edición”, comenta exultante Alfonso Gómez, director del festival bilbaíno. Nos habíamos marcado el reto de seguir creciendo y habíamos visto que el Palacio Euskalduna, la sede que nos ha visto crecer y madurar, se nos había quedado pequeño”. Tanto, que la organización llevaba varias ediciones teniendo que cerrar la taquilla en algunos momentos de los viernes por la tarde y durante el sábado por la alta afluencia de público. “Había gente que se quedaba con ganas de entrar”Ante la demanda, y después de valorar otros espacios alternativos en Bizkaia, el primer trimestre de 2018 decidieron dar el salto al BEC.

El BEC continuará siendo la sede del Fun and Serious Game Festival en 2019

El fenómeno de Fortnite y la segunda edición del torneo benéfico de League of Legends promovido por el caster de LVP Ibai Llanos, fueron las actividades que atrajeron al mayor número de asistentes. Preguntado si el Fun and Serious tiene intención de volcarse hacia un público juvenil, Alfonso Gómez explica que el evento busca replicar la formula del Zinemaldia de Donostia-San Sebastián o Cannes. “No nos escondemos. Desde la primera edición, nos marcamos el objetivo de diferenciarnos del resto de eventos españoles de videojuegos, como la Barcelona Games World o Madrid Games Week porque ellos lo hacen y lo van a hacer muchísimo mejor que nosotros. Por eso nuestro reflejo son los festivales de cine donde aúnan el entretenimiento (Funzone), el negocio (Games Industry Forum y VIT Talks) y una gala de premios (Premios Titanium)”.

Gómez admite que crecer con la Funzone atrayendo al público del resto de territorios del País Vasco y a los vecinos del norte de España “es una nueva vía de negocio”. Es una forma de seguir rentabilizando el festival y de hacerlo sostenible. Por supuesto, nos permite dotar de mayores recursos a otros espacios del festival que consideramos cruciales, como son la parte industrial y congresual”. En este sentido, desde el Fun and Serious no buscan ser el tercer evento español de videojuegos en discordia, sino que cuentan con un ambicioso plan a tres años para convertirse en una de las citas de negocio más importantes de sur de Europa “capaz de competir con la Game Connection”, señala Gómez.

¿Continuidad para FSPlay?

Una de las grandes incógnitas para la siguiente edición es la continuidad de FSPlay, el testigo del antiguo certamen internacional de videojuegos independientes AZPlay que organizaba el centro cultural Azkuna Zentroa en Bilbao. “Nuestra intención es continuar con ello, incluyendo el premio monetario al Mejor videojuego vasco”, asegura el Alfonso Gomez, máximo responsable del Fun and Serious Game Festival. Me sorprendería mucho que tomásemos una decisión completamente diferente para este año debido a que estamos en el territorio en el que estamos y consideramos que es importante dar voz y visibilidad al talento que hay en Euskadi”.

Sin embargo, reconoce que desde la organización van a evaluar esta integración y contar con la opinión del coordinador del FSPlay, Jose María Martínez ‘Hafo’. “Este año se hizo prácticamente sobre la marcha”, reconoce el director del Fun and Serious Game Festival. “Cuando nos enteramos de que no iba a tener continuidad en el Azkuna Zentroa hablamos con ellos y armamos algo que sostuviera a este festival indie. Lo hicimos improvisando, sin un plan o unos objetivos a cumplir –reconoce Gómez– y, sobre todo, asumiendo su coste lo que nos obligó a encajar el evento en nuestro presupuesto, que ya estaba cerrado. Hicimos ese esfuerzo porque creíamos que era injusto que el AzPlay muriera”.

Ahora, con casi un año de trabajo real, desde el Festival de videojuegos pretenden buscarle “un espacio bien pensado” dentro de la agenda de actividades. “Queremos que tenga una comunicación mucho más extensa y profundidad, ademas de dotarlo de mayor personalidad”.

El festival buscará un nuevo encaje para la industria de los serious game en la edición 2019 del Fun and Serious
Foto: Fun and Serious Game Festival

Un Fun con pocos Serious Games

El Fun and Serious Game Festival nació en 2010 como punto de encuentro de las industrias del entretenimiento y de los serious games. Durante las primera ediciones se organizaron actividades en torno a este ámbito de negocio –en el que Euskadi es referente a nivel nacional– pero, algunas voces, han mostrado su descontento debido por la deriva hacia el videojuego de entretenimiento. Alfonso Gómez reconoce que anteriormente “era una pata con su propio protagonismo” pero que, con el paso de las ediciones, “observamos que el público perdía interés”. “Cada vez venían menos personas y se vendían menos entradas específicas para esta actividad congresual”.

No obstante, Gómez no cierra la puerta al retorno de los serious games. “Queremos ver como los integramos dentro de estos Game Industry Forum y las VIT Talks, dos espacios que han venido para quedarse. Es uno de los retos que nos hemos marcado para este año”.

En este sentido, la organización del Fun and Serious Game Festival ya se encuentra trabajando en la que será la novena edición. “Nosotros, después de terminar el Festival, ya tenemos una lista de ideas, contenidos y personalidades con las que nos gustaría contar. A partir de ahora empezamos los contactos, porque la gestión de invitaciones y el cierre de agendas nos lleva casi un año de trabajo”.

Por ahora, sólo queda esperar para conocer las sorpresas y los gurús del videojuego que, en diciembre, convertirán a Bizkaia en el punto del encuentro de aficionados e industria del videojuego.