Blockville se lleva el Premio al Mejor videojuego vasco 2020

El juego de puzles Blockville, desarrollado por el estudio de Bilbao Edujoy Entertaintment, se ha convertido en el Mejor videojuego vasco de 2020, premio que otorga el certamen internacional FSPlay, adscrito al Fun and Serious Game Festival. Blockville se puede adquirir de forma gratuita a través de Google Play y App Store y actualmente cuenta con, aproximadamente, 100.000 descargas.

Se trata de un juego de puzles con físicas en el que hay que transportar animales o alimentos por un camino lleno de obstáculos. Para superarlos, se deben construir puentes con diferentes bloques y atravesarlos con el tractor, intentando perder la menor carga posible realizando una conducción cuidadosa.

Para la categoría Mejor Videojuego Vasco se presentaron un total de 10 juegos, de los cuales Itadaki Smash (Main Loop), DreamBack VR (Come Over Gaming), Blockville (Edujoy Entertainment) y los trabajos de los estudiantes de la universidad del videojuego DigiPen-Bilbao, Erroak y Quest 4 Papa: Reloaded, fueron finalmente los nominados. «La calidad de los juegos presentados ha sido muy buena, creo que cada año mejora, también a nivel nacional. El jurado cada vez lo tiene más complicado. Es muy difícil muchas veces dejar fuera proyectos y no incluirlos en los finalistas», reconoce el director de FSPlay, José María Martínez Burgos ‘Hafo’.

Tras dos rondas de votaciones, el jurado compuesto por la periodista especializada en videojuegos independientes Jupiter Hadley; el doctor en Sociología e investigador Daniel Muriel; y el propio Martínez, se decidieron por Blockville en la categoría a Mejor videojuego vasco de 2020, debido a «su grado de profesionalidad y pulido, dentro de su género, los juegos hyper casual». «También se ha querido otorgar un reconocimiento a la trayectoria de Edujoy Entertainment, que –en opinión de Martínez– es una de las empresas más relevantes de videojuegos en Euskadi actualmente».

Para el equipo de Edujoy Entertainment, este reconocimiento ha sido una «sorpresa» porque «no conocíamos nuestras posibilidades», han dicho. «Haber recibido este premio ha sido para nosotros un gran reconocimiento en la industria local del videojuego y al trabajo que hacemos. Es un empujón para seguir haciendo, como hasta ahora, juegos atractivos y educativos», afirma su CEO, Alberto Iglesias.

Blockville, el origen

La génesis del Mejor videojuego vasco 2000 nace hace 6 años con la creación de Circus Train, un juego de puzles con físicas en 2D. «Este juego tuvo muy buena acogida entre los niños y pensamos que tendría potencial también para los jugadores de todas las edades», comenta Iglesias. «Así que decidimos desarrollar una versión más compleja y en 3D para todos los públicos; creamos más puzles y físicas, muchos niveles de dificultad y una estética totalmente distinta».

Desde su fundación en 2011, la empresa bilbaína Edujoy Entertainment ha tenido como objetivo «crear juegos educativos de calidad». «Queríamos que nuestros juegos no solo fuesen lúdicos, sino que también contasen con elementos educativos y que, además, gustasen a nuestro público más infantil como a los padres que se preocupan por el aprendizaje de sus hijos», explica el CEO de la compañía.

En palabras de Iglesias, un título como Blockville «influye positivamente en el desarrollo de la percepción, la organización y la concentración». “Al tratarse de un juego de puzles, contribuye también en la mejora del razonamiento y la percepción visual. Siendo los niveles cada vez más complejos, el juego ayuda también a ejercitar la habilidad de resolución de problemas”.

Con casi 10 años de vida, en Edujoy Entertainment han desarrollado más de 100 juegos, entre los que Alberto Iglesias destaca los exitosos Masha y el Oso, y Kid-E-Cats. «Tenemos alrededor de medio millón de descargas diarias y hemos alcanzado ya los 400 millones de descargas globales», afirma. «Además, el gran volumen de usuarios activos de Edujoy Entertainment supone un enorme trampolín de salida para nuevos títulos».

Alberto Iglesias, CEO de Edujoy Entertainment
Alberto Iglesias, CEO de Edujoy Entertainment (Foto: LinkedIn)

En 2018 se alió con otra empresa de Bilbao para crear proyectos a nivel internacional. «Tellmewow tiene un gran bagaje en app marketing y posicionamiento de aplicaciones. Edujoy Entertainment contaba con amplia experiencia en el campo de desarrollo de juegos. Es por ello que decidimos complementar ambas partes«.

A vueltas con la visibilidad mobile

Cuando se habla del sector vasco del videojuego siempre se tiende a diferenciar entre dos grandes ámbitos de negocio: los serious games y el entretenimiento. Dentro de este último, es palpable la mayor visibilidad pública que se le otorga a los productos y empresas que desarrollan para PC o consolas; pese a que la historia reciente del sector en el País Vasco recoge más casos de existo de videojuego móviles que para otras plataformas.

Ideateca, Dada Company, la aventura gráfica intimista de Los Ríos de Alice (Delirium Studios), múltiples advergames made in Euskadi, los juegos de terror de Kleperians y los productos de Tellmewow, o el F2P Campus Academy de Vitoria-Gasteiz son algunos de estos casos.

Alberto Iglesias tiene una percepción diferente y considera que sí existe la visibilidad de los productos para dispositivos móviles. «De hecho, es precisamente esta situación la que hace que la industria de los videojuegos móviles aumente cada año. Con el acceso directo a las tiendas de aplicaciones desde smartphones o tablets, personas de todas las edades tienen en su mano contenido de diversas categorías, de forma gratuita en muchas ocasiones».

Preguntado por la situación del videojuego móvil en Euskadi, el CEO de Edujoy Entertainment considera que «es posible» crear una empresa «rentable» en el sector del videojuego móvil ya que hay «un potencial inmenso». «Pero no es tarea sencilla, sobre todo, por la dificultad que existe a la hora de posicionar los juegos entre los miles de títulos que se publican al día», matiza. A nivel de talento, en el País Vasco cuenta con «muy buenos profesionales en programación y arte», sin embargo se lamenta de que no existan muchos profesionales con experiencia en ASO o marketing de apps «y esto dificulta también la entrada al mercado”.

A medio-largo plazo, Edujoy Entertainment seguirá colaborando con grandes marcas que dirigen sus contenidos al público infantil y, por otro lado, están llevando a cabo una diversificación con líneas más orientadas a la educación reglada en áreas como las matemáticas y el lenguaje. «Tenemos previsto el lanzamiento de varias plataformas educativas en las que colaboran también empresas reconocidas del sector educativo y de la neurociencia», adelanta Alberto Iglesias.

Otros galardones FSPlay

Además de al Mejor videojuego vasco, el certamen FSPlay otorgó los premios al Mejor videojuego innovador y Mejor Serious Games, galardones que fueron a parar a Arise, a simple story (Piccolo Studios) y 112 Operator (Jutsu Games), respectivamente.

Pese a ser una edición marcada por la COVID-19, el certamen recibió un total de 185 videojuegos de 41 países diferentes, principalmente de España (50), Estados Unidos (14), Francia (13), Alemania (11) y Reino Unido (11). «Respecto al tema pandemia, realmente las primeras fases de desarrollo del certamen siempre se han realizado de forma digital: revisión de bases, promoción y difusión de las mismas, recepción de proyectos, comunicación con participantes, análisis y valoración de proyectos, etc.», comenta José María Martínez Burgos.

Lo que sí ha afectado, ha sido la promoción del FSPlay por ferias del sector como la Nordic Game, Gamescom, A MAZE y Ludicious, entre otras, y donde se han solido tejer alianzas con otros agentes. «Este año ha sido imposible. Hemos tenido que prescindir de esta faceta presencial y trabajar todo desde la virtualidad; aunque no es algo demasiado complejo en un sector tan digitalizado».

Martínez considera que la celebración del festival en un formato mixto (presencial y online) «ha venido para quedarse». «Creo que ha funcionado bien las presentaciones pregrabadas, los desarrolladores se lo pueden preparar con calma y en su propio contexto». Sin embargo, se lamenta la pérdida del networking presencial que, en su opinión, es algo «muy importante» en las ferias; «de momento creo que insustituible«, añade.

Premios Titanium 2020

El premio al Mejor Videojuego vasco se dio a conocer en la gala de entrega de Premios Titanium, esta vez emitida en streaming por la pandemia del Coronavirus (COVID-19), y que puso punto final a tres jornadas de charlas, ponencias y talleres de la décima edición del Fun and Serious Games Festival.

El aclamado título de Sony, The Last of Us Part II se llevó el premio a Game Of The Year (GOTY), además de Best Narrative Design y Best OST. Por otro lado, el juego de Moon Studios para Xbox Game Studios, continuación del aclamado Ori and the Blind Forest recibió el Titanium a Best Game Design y Best Art. Finalmente, el Premio BBK Nuevos Talentos lo recibió Burn Me Twice (UTAD).

A través de una nota de prensa, Alfonso Gómez, director del Fun and Serious Game Festival, ha realizado «un balance muy positivo de esta edición, que aun no siendo en el contexto ideal, y con todas las limitaciones que supone el cambio al formato online, ha resultado ser todo un éxito, con 2.100 registrados para ver las charlas, 30 ponentes nacionales e internacionales, 28 horas de emisión, y más de mil reuniones entre publishers, estudios independientes e inversores».

«Ya estamos pensando en la próxima edición, ojalá que el año que viene el contexto sea más benigno, y que podamos encontrarnos todos de nuevo en Bilbao para celebrar los éxitos del videojuego como motor cultural y económico», ha terminado deseando Alfonso Gómez.